Saltear al contenido principal
La Arena, Uno De Los Recursos Naturales Con Mayor Demanda

La arena, uno de los recursos naturales con mayor demanda

La elevada demanda de arena obliga a recurrir a otros materiales más sostenibles para reducir el impacto al medio ambiente

Los áridos reciclados de calidad suponen una alternativa sostenible a la extracción de arena que, en ocasiones, implica importantes daños a distintos ecosistemas

27 -03-2019

La arena es el recurso más utilizado en el planeta después del aire y el agua. En torno a unos 50.000 millones de toneladas de arena y grava se utilizan en el mundo cada año. La mayor parte se utiliza en la producción de cemento para concreto (una mezcla hecha a base de cemento, agua, arena y grava). Esta creciente demanda de arena está suponiendo un importante impacto al medio ambiente mientras, otras alternativas sostenibles, como los áridos reciclados, continúan siendo una opción minoritaria, a pesar de las ventajas que ofrecen.

«La arena no es infinita» alerta Kiran Pereira, fundador de SandStories.org, y uno de los expertos que participaron en la primera mesa redonda sobre arena realizada por la ONU y la Universidad de Ginebra en octubre de 2018. Pese a lo obvio que resulta esta afirmación, evidencia la poca atención que se ha prestado a este problema en medio de una extracción desaforada de este material, entre otras causas motivada por la elevada demanda de cemento. Cabe recordar que, el cemento es el material de construcción más utilizado en el mundo, además de suponer el 8% de las emisiones de dióxido de carbono, según un informe reciente de Chatham House.

Buena parte de la arena utilizada en construcción procede de extracciones en canteras, pero también se extrae directamente del fondo del océano, de ríos y de playas. Incluso se están constatando extracciones ilegales donde se esta convirtiendo en un verdadero problema no solo por el daño que provoca a los ecosistemas sino directamente en las poblaciones locales, que ven su territorio alterado además de su medio de vida, como se ha constatado que ocurre en zonas de India.

Áridos reciclados

Una de las alternativas, que a día de hoy pueden frenar el impacto al medio ambiente, que la necesidad de arena está generando, son los áridos reciclados. Se trata de áridos procedentes de restos de escombros de construcción y demolición que tras pasar por un proceso de valorización se convierten en áridos reciclados aptos para distintos usos en el sector. Estos áridos en ocasiones incluso cuentan con características que los convierten en una alternativa más ventajosa que los áridos naturales, debido a sus propiedades garantizadas por los controles de calidad que soportan a lo largo de su valorización.

Además de la importante reducción del impacto ambiental que supone la utilización de estos áridos reciclados, esta alternativa es un ejemplo de sostenibilidad, puesto que son el resultado de la transformación de residuos en un nuevo recurso. Los residuos de escombros y demolición (RCD) son valorizables en porcentajes cercanos al 100%, como apuntan desde Áridos Reciclados, uno de los grupos que aglutina a buena parte de las asociaciones de productores de estos áridos reciclados en España.

El reciclaje de escombro en España

En España, más del 75% de los escombros en el territorio nacional no llega a valorizarse, lo que refleja un claro despilfarro de esta materia prima. Desaprovechar estos escombros supone dos oportunidades perdidas para frenar la degradación del medio: ya que se continua con la extracción de arena y se acumulan residuos que podrían ser transformados en recursos.

Un ejemplo claro es la situación actual que atraviesa Canarias donde existe un claro déficit de materia prima natural (árido de cantera) a pesar de lo cual siguen proliferando los vertederos y no se apoya desde las administraciones el reciclaje y la compra verde, los árido reciclados, que podrían ser parte de la solución a sus problemas.

Volver arriba