biomasa

Préstamo europeo para una planta de biomasa en Galicia

El Banco Europeo facilita un préstamo de 50 millones de euros para financiar una planta de biomasa en Curtis-Teixeiro desarrollada por el Grupo Greenalia

La planta se abastecerá a partir de restos forestales recogidos en un radio de 100 kilómetros de la instalación. La planta utilizará cerca de 500.000 toneladas de biomasa al año para producir energía

07-08-2018

El Banco Europeo ha concedido un préstamo de 50 millones de euros a una filial de Greenalia S.A para financiar la puesta en marcha de una planta de generación de energía eléctrica a partir de biomasa que se está construyendo en las localidades coruñesas de Curtis y Teixeiro, en una parcela de 103.000 m² de iniciativa pública.

Se trata de la primera planta de biomasa financiada por el BEI bajo el marco del Plan de Inversiones para Europa y permitirá generar 324 GWh al año a partir de residuos forestales recogidos en un radio de cien kilómetros alrededor de la nueva instalación.

La financiación proporcionada por el BEI, junto a otro préstamo de 50 millones de euros facilitado por varias entidades financieras, se implementará mediante una estructura de Financiación de Proyecto y permitirá construir y operar esta nueva instalación que tendrá una capacidad de aproximadamente 50MW.

Para producir esta energía, la planta utilizará cerca de 500.000 toneladas de biomasa forestal al año. De esta forma, el proyecto contribuirá al mantenimiento de los bosques de la zona y a la prevención de incendios, incentivando la recogida de residuos de madera de pequeño tamaño que son normalmente desechados para uso industrial. La biomasa utilizada por la planta será certificada por los sistemas FSC o PEFC.

Una vez entre en funcionamiento, previsto para el año 2020, la planta de Curtis-Teixeiro permitirá aumentar la generación de energía a partir de fuentes renovables y cumplir así con los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono marcados por el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (PANER) 2011-2020.

Además del impacto medioambiental positivo, este proyecto financiado por el BEI generará beneficios económicos y sociales, promoviendo la creación de empleo y el crecimiento económico en zonas rurales. La construcción de la planta ha permitido la contratación de 400 personas y, una vez que esté en marcha, creará 35 puestos de trabajo permanentes y alrededor de otros cien indirectos dentro de la cadena de suministro de residuos.

El BEI facilita este préstamo bajo el marco del Plan de Inversiones para Europa, conocido como “Plan Juncker”. Su apoyo permite incrementar la capacidad del Grupo BEI para financiar proyectos de inversión que, en línea con los criterios del “Plan Juncker”, desarrollen actividades que por su estructura o naturaleza tienen un perfil de riesgo más elevado. Este proyecto es uno de los primeros que se ponen en marcha bajo la nueva regulación del sector aprobada en España en el año 2013. Greenalia consiguió ser adjudicataria en la primera subasta de nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, realizada en España a principios de 2016.

El BEI y la acción contra al cambio climático

El Banco de la UE es la institución multilateral que más financiación facilita en todo el mundo para luchar contra el cambio climático. A esta prioridad el BEI dedicó el año pasado más del 25% de su actividad total.

En 2017, el BEI facilitó 870 millones de euros en España para financiar proyectos destinados al desarrollo de medios de transporte más limpios y a la puesta en marcha de nuevos procesos productivos menos contaminantes y más respetuosos con el medio ambiente.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. El BEI facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.

El Plan de Inversiones para Europa, conocido como el «Plan Juncker», es una de las prioridades absolutas de la Comisión Europea. Se centra en impulsar las inversiones para crear empleo y crecimiento mediante un uso más inteligente de recursos financieros, eliminando obstáculos a la inversión y proporcionando visibilidad y asistencia técnica a proyectos de inversión.

El Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) es el principal pilar del «Plan Juncker» y proporciona garantías a primeras pérdidas, lo cual hace posible que el BEI pueda invertir en más proyectos que a menudo llevan aparejado un riesgo mayor. Ya se han observado resultados concretos derivados del FEIE. Se prevé que los proyectos y acuerdos aprobados para su financiación al amparo del FEIE movilicen más de 335.000 millones de EUR en inversiones y apoyen a cerca de 700.000 pymes de los 28 Estados miembros.