investigación sobre el gas radón

Nuevo estudio sobre el gas radón

Un proyecto pionero investiga si los pozos utilizados en geotérmica pueden favorecer la expulsión del gas radón

En la investigación se analiza si estos sondeos de los sistemas de climatización actúan como vías de escape del gas desde el subsuelo hasta la superficie

26-02-2019

Una investigación de la Universidad de Vigo y en la que participan varias empresas gallegas pone el foco en los pozos de extracción utilizados en los sistemas de climatización geotérmica para averiguar si estos sirven como vía de evacuación del gas radón desde el subsuelo a la superficie. El gas radón utiliza fracturas en el granito como forma de escape hacia la superficie y dado que los sondeos de geotermia son similares a esas fracturas, se trata de determinar si realmente pueden funcionar como una vía de salida del gas.

De confirmarse que los sondeos funcionan como vías de evacuación del gas radón, las instalaciones de climatización tendrían en cuenta este factor para evitar o minimizar la concentración en el interior de las viviendas dado el efecto que tiene la concentración de este gas en la salud. De confirmarse este principio, los sondeos de geotermia se utilizarían como una canalización para que parte de ese gas radón  del subsuelo no se acumule en la vivienda y salga a la superficie. De esta manera, podrían mitigarse los efectos nocivos del radón, que después del tabaquismo, es la segunda causa de cáncer de pulmón.

El proyecto, bautizado como Geo4radon, comenzó en 2018 en la Universidad de Vigo y está liderado por la constructora ourensana Extracto, a la que se suman las empresas Conexiona, Galaicontrol, Megodeza y Renga Enerxía. El estudio se desarrollará de forma experimiental hasta septiembre de 2020 con un presupuesto de 819.200 euros. Cuenta además con una subvención de 44.320 euros de la Agencia Galega de Innovación Conecta Peme 2018, cofinanciados en un 80% por Fondos Feder de la Unión Europea.

Además de los efectos sobre la salud que puede tener la investigación sobre el radón, el proyecto también se centra en mejorar los sistemas de climatización con bomba de calor geotérmica, que “actualmente son los más eficientes y factibles desde un punto de vista energético, económico y de reducción de emisiones de CO”, como defendió José Fernández Seara, investigador principal del proyecto y catedrático del departamento de Ingeniería Mecánica y Motores Térmicos y Fluídos de la Universidad de Vigo. Estos sistemas de climatización son muy populares en países del norte de Europa, pero tal y como apuntó Fernández Seara en la presentación de la investigación “en el sur su implementación choca con la barrera de los costes asociados a la captación de la bomba de calor”. Así, la iniciativa también analiza si es posible incorporar energía a las bombas térmicas, para incorporar este tipo de sistemas a la calefacción tradicional. Geo4radon busca encontrar sistemas más eficaces y fiables, tanto desde el punto de vista económico como desde el ambiental.

Fuente: Faro de Vigo. Edición Ourense.