normativa de residuos

Normativa de residuos

El Consejo y el Parlamento Europeo alcanzan un acuerdo provisional sobre las nuevas normas de la UE en materia de residuos

La propuesta normativa de residuos acordada establece objetivos obligatorios de reducción y normas actualizadas para reducir la generación de residuos

08-01-2017

En la madrugada del 18 de diciembre de 2017, la Presidencia estonia ha alcanzado un acuerdo provisional con representantes del Parlamento Europeo sobre las cuatro propuestas legislativas del conjunto de medidas sobre los residuos. Un acuerdo del que se informó a los embajadores de la UE el 20 de diciembre, y del que se prevé que el análisis y la aprobación finales en nombre del Consejo tengan lugar en el primer trimestre del próximo año.

La propuesta normativa de residuos acordada establece objetivos obligatorios de reducción y normas actualizadas para reducir la generación de residuos, garantizar un mejor control de la gestión de residuos, fomentar la reutilización de los productos y mejorar el reciclado en todos los países de la UE.

Estos nuevos objetivos y normas fomentarán una economía más circular. Asimismo, impulsarán el crecimiento y el empleo, protegerán nuestro medio ambiente, impulsarán la sostenibilidad y mejorarán la salud y el bienestar de las personas.

“En la UE, casi una tercera parte de los residuos municipales se depositan en vertederos, reciclándose solo un porcentaje limitado del total. Con este acuerdo, los Estados miembros de la UE se comprometen claramente con unos objetivos de la UE en materia de reutilización, reciclado y depósito de residuos en vertederos y normas para mejorar la gestión de distintos flujos de residuos. Esto contribuirá a acelerar nuestra transición hacia una economía circular y reducir al mínimo nuestro impacto en el planeta. Quiero expresar mi sincero agradecimiento a las Presidencias anteriores del Consejo, el Parlamento y la Comisión, por su dedicación a este expediente. Espero que los Estados miembros puedan actualmente aprobar esta solución transacional equilibrada y cuidadosamente negociada”, apunta Siim Kiisler, ministro de Medio Ambiente de la República de Estonia.

Esta transacción provisional es resultado de largas y difíciles negociaciones con el Parlamento desde mayo de 2017. Modifica los seis actos legislativos siguientes:

  • La Directiva marco sobre residuos (que se considera el acto legislativo central del paquete)
  • La Directiva sobre los residuos de envases
  • La Directiva sobre vertederos
  • Las Directivas sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y sobre los vehículos al final de su vida útil; así como sobre las pilas y acumuladores y los residuos de pilas y acumuladores.

Los principales elementos del texto acordado son los siguientes:

  • definiciones más claras para los principales conceptos en materia de residuos
  • nuevos objetivos obligatorios a nivel de la UE para la reducción de residuos que deberán haberse alcanzado en 2025 y 2030, y en 2035. Entre estos objetivos está la parte correspondiente al reciclado de residuos urbanos y a los residuos de envases. (Con objetivos específicos para distintos materiales de envase) así como un objetivo para los residuos municipales vertidos que deberá haberse cumplido en 2035
  • métodos y normas más estrictos para calcular los avances hacia esos objetivos
  • requisitos más estrictos para la recogida selectiva de residuos, el refuerzo de la aplicación de la jerarquía de residuos a través de instrumentos económicos y medidas adicionales para que los Estados miembros eviten la generación de residuos
  • requisitos mínimos aplicables a los regímenes de responsabilidad ampliada del productor. Los productores sujetos a estos regímenes son responsables de la recogida, clasificación y tratamiento de los productos usados para su reciclado. Los productores estarán obligados a pagar una contribución financiera con ese fin, que se calculará sobre la base de los costes del tratamiento.

Cronología y siguientes etapas

La Comisión Europea presentó un paquete sobre economía circular revisado el 3 de diciembre de 2015. El paquete consta de cuatro propuestas legislativas sobre residuos (el paquete «residuos») y de un Plan de Acción en forma de Comunicación de la Comisión.

El Plan de Acción se debatió durante el Consejo de Competitividad del 29 de febrero de 2016 y el Consejo de Medio Ambiente del 4 de marzo de 2016. Teniendo en cuenta los dos debates, desde un punto de vista económico y medioambiental, el Consejo adoptó unas Conclusiones sobre el Plan en el Consejo de Medio Ambiente del 20 de junio de 2016.

El 19 de mayo de 2017, tras un intenso trabajo y la implicación de las tres Presidencias del Consejo (Países Bajos, Eslovaquia y Malta), los embajadores de la UE aprobaron un mandato sobre el paquete «residuos» que allana el camino a las negociaciones informales con el Parlamento Europeo. El colegislador ya había adoptado su posición el 14 de marzo.

El primer diálogo a tres bandas tuvo lugar el 30 de mayo y desde entonces, han tenido lugar otras cinco rondas de negociación.

El análisis final del texto tendrá lugar bajo la próxima Presidencia búlgara con vistas a confirmar el acuerdo.

Tras su aprobación formal, los nuevos actos legislativos se remitirán al Parlamento Europeo para su votación en primera lectura y al Consejo para su adopción definitiva.