madera

Greenpeace cuestiona la legalidad de la madera utilizada en la construcción de yates de lujo en Vigo

Es la tercera vez en lo que va de año que Greenpeace expone ante la Xunta sus preocupaciones sobre la complicidad del mercado gallego con la tala ilegal

El astillero vigués Hijos de J. Barreras construye un yate de lujo que llevará madera de teca procedente de Myanmar (antigua Birmania), donde el riesgo de tala ilegal es muy alto

25-10-2018

Greenpeace ha solicitado a la Xunta de Galicia que investigue la posible entrada a través de puertos gallegos de madera de teca de Myanmar (antigua Birmania) procedente de actividades forestales ilegales. Esta reclamación es la tercera que presenta la organización en lo que va de año, después de que en febrero y marzo pidiera explicaciones sobre madera de sangre (relacionada con violencia y asesinatos en Brasil) o vinculada al fraude masivo de inventarios forestales en el país sudamericano.

Según informaciones publicadas en prensa, los más de 2.500 metros cuadrados de cubierta del crucero de lujo que está construyendo el astillero vigués Hijos de J. Barreras para The Ritz-Carlton contienen madera de teca procedente de Myanmar que habría llegado a Galicia durante el pasado verano.

Ante los continuos conflictos del sector maderero gallego con la madera ilegal y la inhibición de la Xunta de Galicia en sus obligaciones para cumplir la legislación (europea, estatal y gallega), Greenpeace presentó a principios de octubre alegaciones a la primera revisión del Plan Forestal de Galicia, exigiendo a la Xunta que adapte la legislación gallega (Ley de Montes de Galicia y Decreto 50/2014 de regulación de aprovechamientos) a la normativa europea y estatal (Reglamento EUTR, European Timber Regulation).

“Greenpeace sigue pidiendo a la Xunta de Galicia que cumpla con sus obligaciones legales y evite la entrada de madera ilegal en la Unión Europea mediante controles que verifiquen que el sector importador de madera acata la normativa y minimiza los riesgos de introducir en el mercado madera de origen ilegal”, ha señalado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace.