Árbores de Cinza en el Colegio Arcadia

Árbores de Cinza en el Colegio Arcadia

El Colegio Arcadia se suma al proyecto solidario Árbores de Cinza-reforestación de terrenos en Chandebrito con una donación de 2000 euros

El colectivo Galicia Ambiental inicia en Madrid una ronda de charlas de sensibilización, en materia de incendios, que le llevará a distintos colegios de la mitad norte de España  

26-01-2018

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental, la iniciativa solidaria Árbores de Cinza, impulsada por el colectivo Galicia Ambiental, que este año tiene como objetivo la reforestación parcial de los terrenos ardidos en octubre en Chandebrito, Nigrán; acercó a los escolares del Colegio Arcadia, de la sierra madrileña, la situación generada por los incendios forestales que calcinaron Galicia el pasado año. Una iniciativa que busca repoblar con árboles autóctonos los montes arrasados y para la que alumnos y profesores han decidido “donar” sus ahorros escolares dentro de la iniciativa “Arcadia Solidaria”.

Una donación de un cheque por valor de 2.000 euros del que ha hecho entrega esta mañana el presidente del colegio, César Cimbrón. Un acto que ha propiciado que más de un millar de alumnos conocieran de primera mano los efectos de los fuegos forestales en las intervenciones de representantes del colectivo Galicia Ambiental y del Presidente de la Comunidad de Montes de Chandebrito, Víctor Vidal, conocido como el kilómetro Cero de los incendios de este otoño en Galicia.

La jornada contó también con padrinos de esta iniciativa que apoyaron la propuesta de Galicia Ambiental. Quico Taronjí (Aquí la Tierra, de TVE) que destacó: “Todos tenemos la obligación, derecho y necesidad de cuidar la tierra; los incendios destruyen los paisajes que nos vinculan a una zona determinada, a nuestra infancia, a nuestra vida…” La actriz lucense Alba Messa hizo un llamamiento para que todos “cuidemos y respetemos la tierra que, en definitiva, es cuidarnos y respetarnos a nosotros mismos”. El también actor Carlos Hipólito resaltó que “iniciativas de este tipo y mi participación apoyándolas no solo las agradezco sino que además me hacen mucha ilusión y sentirme muy orgulloso de que colectivos como Galicia Ambiental o el Colegio Arcadia las realicen”.

Como cierre de esta sesión ambiental se procedió a plantar el “Bosque Arcadia” con encinas, árbol autóctono del Parque de Guadarrama, donde está ubicado el centro, con la intención de contribuir al cuidado, mantenimiento y reforestación de su entorno. Alumnado, profesorado, padrinos y autoridades como el alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez Iglesias y los concejales de Villanueva de la Cañada Juan Miguel Gómez (Medio Ambiente) y José Manuel Ávila Torres (Salud, Urbanismo, Bienestar Social y Consumo) han contribuido a la plantación del Bosque Arcadia.

De esta forma se inicia la segunda fase de la campaña Árbores de Cinza, pero cuyo objetivo sigue siendo el mismo: sensibilizar y repoblar. Sensibilizar a la población española de los riesgos ambientales de los incendios forestales, la importancia de recuperar el monte con especies autóctonas y su cuidado. Y repoblar mediante la  captación de fondos con destino a la compra de árboles para Chandebrito.

 

 Segunda Fase

En esta segunda fase de Árbores de Cinza, que llega casi dos meses después del inicio de la campaña, el objetivo sigue siendo el mismo: sensibilizar y repoblar. Sensibilizar a la población española de los riesgos ambientales de los incendios forestales, la importancia de recuperar el monte con especies autóctonas y su cuidado. Repoblar el monte con especies de valor añadido y que además contribuyan a romper superficies futuras de monocultivo, actuando como elementos de contención del fuego y aportadores de biodiversidad. Prevención y sensibilización serán, a partir de las plantaciones, las herramientas fundamentales para evitar un nuevo “octubre de fuego” como el que asoló Galicia en 2017 y que tiene en Chandebrito su particular “kilometro 0”.

La campaña Árbores de Cinza tiene como horizonte el 28 de febrero y la plantación de 2000 árboles, una cuarta parte financiados por particulares, a través de la “compra” de cenizas en la acción navideña y el resto mediante donación directa de empresas y asociaciones (profesionales, AMPA, etc.…).

Hacia el mundo empresarial se realizará una segunda presentación, en Barcelona con la recepción de una donación de una importante empresa de fabricación y reciclaje, la siguiente semana. Con ello se abre un período de “donaciones deducibles fiscalmente” durante el mes de febrero de 2017, de empresas o asociaciones a esta importante causa.

 

Chandebrito: kilómetro cero

Chandebrito es una parroquia rural del municipio de Nigrán, de considerable dispersión poblacional, que no alcanza ni los 540 habitantes, con 430 hectáreas de las que 232 son forestales y monte comunal y a las que se suman otras 200 hectáreas de fincas privadas. En octubre las llamas arrasaron, al menos, 420 hectáreas. Con el fuego se perdió la práctica totalidad de la masa forestal de esta singular parroquia del sur de Pontevedra. Simboliza la tragedia ambiental y humana (con dos personas fallecidas y numerosas pérdidas materiales) vivida en Galicia por los incendios.

El objetivo “inicial” es alcanzar la compra y plantación de 2000 árboles, lo que supone una inversión de 12.000 €. Ello incluye la compra y plantación de especies autóctonas certificadas (Roble, Castaño, Sobreira -alcornoque gallego – y algunos ejemplares de Pino Piñonero para facilitar el retorno de las poblaciones de ardilla a la zona). La compra se realiza “en planta consolidada” con redecilla y cápsula de protección, tutor de crecimiento y abonado inicial, así como las tareas de limpieza y agujereado mecánico para la plantación. Todas estas gestiones serán previamente concertadas con la Comunidad de Montes de Chandebrito, que tendrá siempre la última palabra sobre fechas, porcentajes de especies, proveedores, organización del evento de entrega y plantación, etc.…). Así mismo se realizarán “entregas directas” a vecinos el día del acto de cierre de la campaña (previsiblemente en la segunda quincena del mes de marzo, con presencia de donantes, vecinos y colaboradores de la campaña…).

Las plantaciones realizadas hasta la fecha indican una media de 700 árboles por cada 1,2 hectáreas a repoblar, en marcos de plantación (distancia) de 4,5 metros… razones por las que la organización de Árbores de Cinza no se fija ningún límite a la segunda fase de la campaña (grandes donantes). Para alcanzar la reforestación total (lo que previsiblemente tardará años en producirse) serían necesarios más de 100.000 árboles y cientos de miles de euros.

 

Ingresos

Los beneficios obtenidos serán destinados en su totalidad a la compra (y entrega a los comuneros) de los árboles y pago de las acciones necesarias para su replantación (agujereado, abonado, etc.…). Las donaciones (ya sean directas o a través de la web) cuentan con una retención / reserva para gastos de gestión de un 4% y los gastos de manipulación y envío y comisión bancaria. Ambas modalidades de aportación / donación serán certificadas a los efectos de justificación / deducción fiscal, por parte de la persona física o jurídica donante, en el impuesto de la renta o el de sociedades respectivamente. Nunca los gastos podrán superar el límite antes citado, asumiendo la organizadora Galicia Ambiental la diferencia que pudiera producirse como consecuencia de viaje, charlas o jornadas de sensibilización, actos con donantes, comunicación etc.…

Los ingresos procedentes de ambas vías serán recibidos por Galicia Ambiental en la cuenta de su titularidad abierta en la oficina de Abanca / Los Cantones / A Coruña, en el período de campaña que discurre entre el 15 de diciembre de 2017 y el 28 de febrero de 2018. Galicia Ambiental podrá incrementar esta aportación, como consecuencia de “sobrantes” de los gastos de gestión y/o de importes recibidos por patrocinio del acto de fin de campaña, prevista para marzo /abril de 2018.

 

Cada grano cuenta

Aunque en esta segunda fase el proyecto “Árbores de Cinza” se abra también a colectivos, la propuesta continúa siendo una acción simbólica mediante la cual se podrá aportar un donativo de forma particular que irá destinado a programas de reforestación de estas zonas devastadas. A cambio, aquellas personas que colaboren recibirán en casa las cenizas de uno de los miles de árboles quemados, con instrucciones pare ser utilizadas como fertilizante natural y hacer crecer con ellas otras plantas. Para colaborar en la acción, Galicia Ambiental ha creado la página web (www.arboresdecinza.es ) en la que se puede comprar, a través de una donación en la plataforma www.migranodearena.org, uno de los millones de árboles que se quemaron. Las cenizas de la madera, además, resultan ser un fertilizante natural muy efectivo, con lo cual, se pueden emplear para darle vida a otra planta. Todos podemos colaborar entrando en www.arboresdecinza.es